Ayuda legal para personas mayores: Lo que las familias de Nueva York deben saber

Descubra en esta guía de Amazing Home Care las claves de la planificación patrimonial y otras ayudas legales para personas mayores.

Índice

una mujer sonriente posa con una colección de muñecas - Amazing Home Care

Los adultos mayores se enfrentan a retos jurídicos que sus homólogos más jóvenes no afrontan. El Estado de Nueva York atiende casos que involucran a ancianos en todo el sistema judicial, desde cuestiones de desalojo en el tribunal de vivienda hasta posibles casos de abuso.

La mejor defensa que tienen las personas mayores es ser conscientes de los posibles problemas, con la seguridad de que disponen de ayuda. Para empezar, aquí tiene una explicación básica de los problemas legales más comunes que afectan a los mayores: planificación patrimonial, toma de decisiones por poderes y prevención del fraude. También conocerá las prestaciones públicas disponibles y cómo encontrar ayuda jurídica para mayores en Nueva York.

Comprender las necesidades jurídicas de las personas mayores

A medida que envejecemos, empezamos a enfrentarnos a distintos retos legales y logísticos. Cosas que rara vez nos planteábamos se convierten en preocupaciones cotidianas, a menudo mucho antes de que estemos preparados. Algunos ejemplos son:

  • Planificación patrimonial: Documentar lo que quiere que suceda con sus bienes tras su fallecimiento o incapacidad.
  • Tutela: Elegir quién debe tomar sus decisiones financieras y personales si usted pierde la capacidad de hacerlo.
  • Directrices sanitarias: Especificar sus preferencias de atención médica cuando no puede comunicar sus deseos.
  • Prevención del fraude: Evitar y denunciar las estafas, que afectan de manera desproporcionada a los adultos mayores.

Si usted o un miembro de su familia se enfrenta a alguno de estos problemas, siga leyendo. Hay ayuda legal disponible para las personas mayores.

Documentos legales esenciales para las personas mayores de Nueva York

Tener la documentación adecuada marca la diferencia cuando surgen problemas legales. He aquí tres tipos de documentos que todos los neoyorquinos de edad avanzada deberían tener o preparar de inmediato:

Última voluntad

Un testamento es un documento legal que especifica a dónde quiere que vayan sus posesiones tras su muerte. Si tiene hijos o adultos a su cargo, su testamento también debe nombrar a su tutor.

Si fallece sin testamento, el Estado decide qué hacer con su dinero y pertenencias. Tras pagar los gastos funerarios, el tribunal distribuirá los bienes que te queden (si los hay) según la jerarquía de perceptores del Estado de Nueva York.

Poder de representación

Antes de encontrarse en una situación en la que no pueda tomar decisiones legales y financieras por sí mismo, es buena idea nombrar a un representante que actúe en su nombre. A quien usted elija se le otorgará un "poder notarial" (POA) individual, un instrumento legal que le permite tomar decisiones en su interés. Por ejemplo, si sufre daños cerebrales o demencia y pierde la capacidad de administrar dinero, su representante gestionará sus finanzas. Puede pagar sus facturas, firmar sus cheques y comprar cosas en su nombre.

Si usted queda incapacitado sin haber nombrado a un representante con poder de representación, el tribunal elegirá a alguien para que gestione sus asuntos sin que usted intervenga en absoluto.

Poder sanitario y testamento vital

Un apoderado sanitario toma decisiones médicas en su nombre, del mismo modo que un representante autorizado gestiona sus finanzas. Su apoderado puede elegir a sus proveedores, dar o negar su consentimiento para recibir tratamiento y decidir si le proporciona cuidados para prolongar su vida.

Un poder sanitario resuelve cualquier desacuerdo sobre "lo que usted querría". Aunque es reconfortante pensar que su familia conoce sus deseos, pueden equivocarse y sus emociones pueden afectar a sus decisiones. La elección de un apoderado otorga a esa persona la última palabra.

Si tiene deseos específicos sobre los tratamientos de soporte vital, puede expresarlos en testamento vital. Los testamentos vitales especifican qué métodos desea o no que utilicen los médicos para prolongar su vida. Le permiten tener la tranquilidad de saber que los cuidados que reciba al final de su vida se ajustarán a sus deseos, al tiempo que liberan a sus seres queridos de tener que tomar esas decisiones.

Tutela en Nueva York

Si una persona mayor en el Estado de Nueva York queda incapacitada y no ha nombrado a un apoderado o representante con poder, un ser querido puede solicitar al tribunal la tutela.

Tutela es una orden judicial que otorga a alguien el derecho a tomar determinadas decisiones en nombre de otra persona. La mayoría de los casos de tutela que afectan a personas mayores otorgan al tutor derechos específicos de toma de decisiones, como el derecho a gestionar las finanzas o las necesidades de atención personal.

Para convertirse en tutor o asignar un tutor a alguien, debe solicitar al tribunal que demuestre que la persona está incapacitada. Si un juez está de acuerdo, usted o el tutor propuesto recibirán una Comisión oficial y completarán un programa de formación oficial. Como tutor, tendrá el derecho y la responsabilidad de tomar decisiones en el mejor interés de la persona.

Estafas financieras dirigidas a personas mayores

Los mayores son desproporcionadamente vulnerables al fraude. En 2023, los mayores de 60 años denunciaron más casos de fraude por Internet que cualquier otro grupo de edad. Los mayores perdieron 3.400 millones de dólares a manos de estafadores en línea, al menos el doble que cualquier otro grupo más joven.

Entre las estafas más comunes que afectan a los ancianos de Nueva York se incluyen:

  • La estafa de Hacienda: La persona que llama informa a la víctima de que debe impuestos y le exige una transferencia bancaria o un débito inmediato.
  • El timo del jurado: La persona que llama dice a la víctima que ha faltado al servicio de jurado y que debe pagar una multa para evitar ser detenida.
  • La estafa de los abuelos: La persona que llama se hace pasar por un ser querido, normalmente después de haber investigado a la persona en cuestión. Algunos se hacen pasar por el médico del ser querido o por un agente de policía. Alegan una emergencia y dicen que necesitan una transferencia de dinero inmediata.

Estos estafadores pueden ser persuasivos. La mejor manera de prevenirlos es evitar contestar el teléfono a desconocidos y colgar inmediatamente si la persona que llama tiene una voz robótica.

Nunca dé información personal por teléfono, especialmente números de tarjetas de crédito. Si una "empresa" le pide que pague, consiga el nombre del representante y llámele. Inscriba su número de teléfono en el Registro Nacional No Llame (DNC) (DNC).

Si usted o un ser querido ha perdido dinero por fraude, llame al banco o a la entidad emisora de la tarjeta de crédito y pídales que anulen la transacción.1

Cómo encontrar y elegir asistencia jurídica en Nueva York

Si usted o un ser querido necesita un abogado, busque en un directorio de confianza como Martindale-Hubbell o el Servicio de Remisiones Legales del Colegio de Abogados de Nueva York. Al examinar sus opciones, tenga en cuenta el coste, la ubicación, las credenciales y la experiencia en el tratamiento de su asunto.

Otra opción es ponerse en contacto con el Center for Elder Law and Justice. Cualquier neoyorquino de 55 años o más puede solicitar asistencia a través del Centro o llamar a la línea de ayuda de Asesoramiento Jurídico Gratuito.

Prestaciones y programas gubernamentales

Las administraciones federales, estatales y locales ofrecen prestaciones a las personas mayores necesitadas. Desde la Seguridad Social y Medicare hasta ayudas a la nutrición y la energía, hay un programa para casi todas las necesidades.

Los mayores pueden solicitar ayudas a través del sistema myBenefits o del portal 311 para los residentes en la ciudad de Nueva York. La Oficina para el Envejecimiento del estado publica recursos útiles para solicitarlas, o puede ponerse en contacto con una Agencia Local para el Envejecimiento. Las agencias locales suelen ofrecer un asesoramiento más personal.

Ejemplos de la vida real

Si hacer los preparativos le parece abrumador, piense en las muchas familias y personas mayores que han superado con éxito el proceso.

Por ejemplo, los hermanos Lisman, que crearon un poder para su madre utilizando los recursos disponibles en su ciudad natal de Rochester. O Sylvia, de 85 años, cuyos amigos trabajaron con un abogado para conseguirle un poder notarial que le permitiera trasladarse sin problemas a un centro de vida asistida.

Reflexiones finales: Obtener ayuda jurídica para las personas mayores

 el logotipo de Amazing Home Care - Amazing Home Care

Cuando los ancianos se enfrentan a problemas legales, la preparación puede ser la línea que separa la supervivencia de la prosperidad. Es esencial tomar medidas lo antes posible y establecer las directrices futuras, incluidos los poderes, los poderes sanitarios y los testamentos.

Amazing Home Care se ha comprometido a ayudar a las familias a navegar el viaje de la salud y el envejecimiento. Llámenos hoy al 718-863-3300 o correo electrónico info@amazinghc.com para explorar sus opciones, o póngase en contacto con cualquiera de las organizaciones descritas en este artículo.